La Pampa

Marino sobre la Ley Argentina Digital: “Beneficia a las Telefónicas y perjudica a Cooperativas y PyMes cableras"

Senador-Marino
 

“La sanción de la Ley Argentina Digital constituía la oportunidad para que el Congreso Nacional saldara una deuda con la democracia. Lamentablemente la norma aprobada ayer quedó lejos de constituirse en una herramienta que apunte a la igualdad entre los prestadores y la satisfacción de las necesidades comunicacionales de todos los argentinos sin distinción de las regiones donde viven”, expresó el senador pampeano Juan Carlos Marino al ser consultado sobre el debate que se desarrolló ayer en la Cámara Alta.

Indicó que, si bien en un mes se recibieron las opiniones de casi 50 expertos -en su mayoría representantes de los sectores interesados-, lamentablemente, al momento de la elaboración del dictamen, poco fue lo que se recogió de sus aportes: “Es una pena que den por sentado que ese solo hecho implica participación. Las críticas y consejos deberían haber sido considerados, cosa que no se ha hecho”, dijo.

“Casi todos los expositores refirieron la necesidad de tener una autoridad de aplicación independiente, profesionalizada, con cargos concursados, con una renovación ajena al poder de turno y que incluyera a los consumidores y el sector académico. Y, contrario a eso, la autoridad que se crea está lejos de augurar un funcionamiento ágil y será una entidad de dudosa excelencia”, agregó Marino.

Asimismo, aseguró que, como si ello fuera poco, la ley  es prácticamente un enunciado de propósitos cuya concreción queda librada a la reglamentación que realizará esa autoridad de aplicación: “Realmente las atribuciones que resigna el Congreso a ella, abre las puertas a un manejo arbitrario de tarifas, licencias, aplicación de cargos, capacidad sancionatoria, manejo de redes y otro montón de aspectos que necesariamente deberían haber sido correctamente definidos en la ley”.

Por otra parte, manifestó que se ha hecho creer a los prestadores pequeños que se los protege cuando no es así, excepto el art. 95 que remite a un dictamen de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia.

“Resulta poca protección para defender a los pequeños del poder de los gigantes de las comunicaciones. Creo que acá está el verdadero objetivo de la ley: permitir que los prestadores que acrecentarán fugazmente las arcas del Estado con el pago de la porción de espectro (4G) que han adquirido, sean compensados con la depredación de los más pequeños” afirmó el senador.

Marino además sostuvo que lo que más le preocupa es que, a su entender, la norma aprobada resulta perjudicial para las cooperativas y pequeños cableoperadores ya que los someterá a una competencia desigual. “En primera instancia hay modificaciones tributarias que resultan perjudiciales para las cooperativas que hoy no deben pagar la tasa del Servicio Universal y a partir de ahora deberán hacerlo. Hasta hoy no lo hacían porque se les reconocía el esfuerzo de llegar con el servicio a las que los grandes operadores no lo hacían por razones de mercado”.

“Mientras esos grandes prestadores no realizaron las inversiones a las que estaban obligados y el Gobierno no sancionó como correspondía y hoy trabajan con sus viejas redes de cobre se beneficiarán utilizando las redes de fibra construidas por cooperativas, cableros y los gobiernos provinciales. La convergencia está muy bien pero se deberían haber fijado las condiciones y no dejarla al libre albedrio de los arreglos que la autoridad de aplicación pueda realizar con esas multinacionales”.

Por otra parte, señaló que se incentiva la concentración y extranjerización de la comunicación audiovisual ya que se les permite a las telefónicas la prestación de TV por cable algo que estaba expresamente prohibido en la Ley de Medios. “Se debería haber impedido que las grandes multinacionales destrocen a las PyMes y cooperativas argentinas para eliminar la competencia y volver a elevar precios y mantener servicios de deficiente calidad, como la de los celulares, retornando al oligopolio de las comunicaciones actual”.

“Otro de los aspectos que surgen de la sanción de ayer es que a partir de ahora todas las prestadoras no pagarán tasas por la utilización del espacio aéreo, una decisión que avanza sobre las atribuciones recaudatorias de las municipalidades”.

Marino mencionó también que no se tuvo en cuenta el pedido de las asociaciones de consumidores de declarar la telefonía celular como servicio público y la posibilidad de que las cooperativas lo puedan brindar (no solo como operadores virtuales): “Estos son dos aspectos en los que el oficialismo prometió avanzar pero al momento de redactar la ley ignoró sus propias promesas”.

Al finalizar sus apreciaciones, el senador radical señaló que esperaba que en Diputados, al tratarse la media sanción restante, se le pudiesen introducir las modificaciones necesarias, posibilidad que en el Senado el oficialismo le negó al bloque de la UCR y otros bloques que en función de ello también votaron negativamente.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba