La Pampa

Jorge apoya a Ferrán como candidato a intendente en General Pico

El actual ministro de la Producción de la Provincia de La Pampa, Abelardo Ferrán, reveló que el propio gobernador Oscar Mario Jorge, en el marco de una reunión de la línea interna del PJ ‘Compromiso Peronista’, le pidió “que trabaje en Pico, y eso es lo que estoy haciendo”. El funcionario contó que el lunes por la noche participó de un encuentro en Carlos Berg y que este año no se va a tomar vacaciones para reunirse con vecinos y continuar desarrollando sus habituales tareas en el Ministerio.

abelardo-ferran

Aseguró además que no tendría inconvenientes en sentarse a conversar con Carlos Verna, “con quien tengo una relación cordial, más allá que tenemos opiniones enfrentadas en torno a las políticas del Gobierno Nacional”; y que está dispuesto a participar de una confrontación interna “si es que los vecinos de mi ciudad consideran que sea yo quien encabece un nuevo proyecto para General Pico”.

“Hace algunos días yo dije que tenía que volver a recorrer la ciudad, porque hace muchos años estoy dedicado a una actividad muy específica y que tiene que ver con el desarrollo económico de La Pampa, y justamente estoy recorriendo toda la provincia, trabajando en todas las localidades, porque uno de los puntos estratégico habla de desarrollo económico de la provincia con equilibrio territorial”, explicó Ferrán.

Acotó que “debo volver a empaparme de todo lo que pasa en Pico, más allá que tengo mucha experiencia de vida desarrollada en esta ciudad. Aquí me inicié militando, en la JUP (Juventud Universitaria Peronista) y en la JP, y más tarde fui ocupando diferentes cargos en la Municipalidad y en la Universidad Nacional de La Pampa”.

Dijo también que el lunes por la noche mantuvo ‘una reunión’ en Carlos Berg, “donde recordábamos que ese espacio fue el que propició mi inicio como militante barrial. Allí comencé a realizar las actividades como militante de la JP, inclusive me encontré con gente de aquella época… estamos hablando del año 1985, cuando en ese sector de la ciudad la gente no tenía agua, era un asentamiento muy humilde que contaba con sólo una canilla de servicio para todo el barrio. Con Edén Cavallero como intendente, lo que hicimos fue hacer asambleas y definir los lugares donde íbamos a colocar bombas manuales -de esas de hierro y a manija-. Las pusimos cada cuatro o cinco casas, para aliviar el esfuerzo que en aquel momento debían hacer los vecinos para hacerse del agua”.

Subrayó que “hoy Carlos Berg es otra cosa, se ha urbanizado y no tiene esos problemas, pero sí otros. Estuvimos en una casa, con una asistencia de entre 30 y 40 personas, muchos jóvenes. Eso es lo que vamos a hacer, conversar con la gente de los barrios y hablar sobre cuáles son los problemas de Pico, es decir, volver a hacer lo que en algún momento hice”.

-Por el conocimiento que usted tiene de la ciudad, ¿cuál cree usted que es el aspecto de Pico en el cual hay que trabajar más?

Los problemas son conocidos. Los jóvenes demandan más posibilidades laborales, por eso estamos hablando sobre cuáles serían las formas. Hicimos referencia a las capacitaciones en los distintos rubros, también conversamos sobre las formas de incorporar talleres, aumentar la oferta en cuanto a mejorar el conocimiento, ofrecer mejores servicios… Son distintos temas que tenemos que ir tomando y, junto con la gente que me apoya, ir armando la propuesta que le vamos a entregar a la comunidad.

-¿Ya tiene un grupo de trabajo conformado?

-No, mi idea inicial es caminar los barrios, tratando de llegar a uno por semana al principio y luego a dos. La intensión es hablar con toda la gente que quiera hablar conmigo, no me gusta subirme al podio y hablar, me gusta conversar con la gente de manera más directa y familiar.

Obviamente, luego habrá tiempo de armar grupos de trabajo, porque no creo en aquellos que se presentan con una estructura determinada y con fórmulas infalibles. Nosotros armaremos en equipo en base a recorrer la ciudad y conocer y reencontrarme gente a la que le interese hacer cosas por mi ciudad.

En algún momento van a surgir los equipos que formarán profesionales, técnicos e idóneos, pero también me parece que la gente común puede opinar y aportar buenas ideas.

-¿Habló de sus intensiones con el gobernador Jorge y cuenta con su apoyo?

-En dos reuniones de Compromiso Peronista, en gobernador me pidió que venga a trabajar a Pico y es eso lo que estoy haciendo. Lo que planteamos es traer una propuesta superadora a lo que hay actualmente, esa es mi misión, después veremos si soy la persona que puede liderar ese proyecto que estamos tratando de gestar, o debe ser otra persona. Yo no tengo problemas, eso lo debe decidir la gente.

-En estos tiempos se habla bastante sobre si los candidatos están instalados o no lo están. Después de más de 11 años trabajando en el Ministerio ¿cree que la gente aún lo recuerda?.

-Estuve cuatro años como subsecretario y llevo más de siete como Ministro, por lo tanto hace 11 años que estoy en Santa Rosa y entiendo que quizá haya una generación que no me conozca demasiado, pero sí el resto, porque me tocó ocupar un espacio crítico, en un momento muy difícil de la Argentina y de La Pampa. Fui Secretario de Desarrollo Social cuando la desocupación en Pico sí era del 25 por ciento, cuando había ollas populares, seis o siete mil personas en Planes de Empleo, donde teníamos que tener un galpón repleto de mercadería que repartíamos semanalmente… todas situaciones que hoy han sido superadas.

Todo ese trabajo arduo que realizamos en aquel momento; porque semanalmente recorría todos los barrios de la ciudad, porque la consigna era estar al lado de la gente, no sentado en un escritorio, sino caminar los barrios, ver cuáles eran los problemas y buscar las soluciones que estaban a nuestro alcance. Eso es lo que hicimos durante los tres o cuatro años que fui secretario de Desarrollo Social, y nos juntábamos todos los viernes para analizar el trabajo realizado esa semana y a diagramar las tareas para la próxima.

Lo que hicimos en aquel momento sirvió para contener la crítica situación que atravesamos en aquella época, pero también para que mucha gente me conozca y actualmente se acuerde de mí. Al menos, eso es lo que he escuchado estos días ,mientras camino por las calles de General Pico.

-¿Le preocupa que Compromiso Peronista dilate definir quién será el precandidato a gobernador de La Pampa?

-No, yo soy una persona práctica, por lo tanto, una vez que acepté la propuesta de trabajar por mi ciudad, ya está. Trabajaré, daré todo lo que pueda dar y no pienso en otra cosa que en eso.

Cuando digo que tengo que empaparme de nuevo de lo que es Pico, de sus barrios, de su gente, de sus ruidos, lo que estoy diciendo es que tengo que salir de mi estructura actual, de ser ministro de un área muy específica y muy técnica, y tengo que pensar en otros problemas de los cuales hace ya mucho tiempo no me ocupo.

Obviamente tengo conocimiento, pero debo empaparme del resto de los problemas que Pico tiene hoy, que van desde lo social, la seguridad y la obra pública, hasta el tránsito. Tengo que ver cuáles son las políticas actuales, las que funcionan bien y cuáles las que merecerían mejoras o reformas.

-Usted fue un hombre del riñón de Carlos Verna, ¿cuál es su relación actual con él?

-Tengo una buena relación, me parece que la diferencia que tenemos se basa en la visión que tenemos frente al Gobierno Nacional. Nos hemos encontrado en algunos eventos, como La Rural de General Pico, y allí compartimos algunas bromas, como siempre, tal cual es el estilo del senador. En algún momento, la relación fue más tensa, pero ya pasó.

-¿O sea que estaría dispuesto a sentarse con él y charlar de cualquier tema?

-Por supuesto, no tengo problema en hablar con nadie. Yo siempre planteo lo que pienso, y eso a veces me ha traído inconvenientes, porque planteo mi posición con mucha fortaleza. Siempre he sido así, inclusive cuando fui funcionario de Verna, tuve ese estilo de decir las cosas tal cual las pienso. Por eso, algunos me ven como una persona confrontativa, pero es mi forma de ser porque, además, creo que un buen funcionario es aquel que dice las cosas que piensa, y no el que se las guarda para quedar bien.

¿Va a abrir algún local en General Pico?

-Yo no tengo recursos para eso, por ahora estoy concurriendo a las reuniones que se realizan en las viviendas particulares de la gente que nos recibe, inclusive en talleres que se acomodan para recibirnos. No sé que vamos a hacer más adelante, cómo vamos a plantearemos la campaña, pero hoy estoy yendo yo a las casas de las personas.

-¿Está en sus planes presentarse para una elección interna?

-Sí, si la gente de Pico me acompaña me voy a presentar a una interna.

-¿Aún enfrentando a la Línea Plural?

-Sí, por supuesto. He decidido que si la gente cree que yo puedo liderar un proyecto político diferente para Pico, me presento

La Reforma

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba