Nacionales

Ultimátum camionero: sin respuestas, el mes que viene harían un paro de 36 horas

«Vamos a darle unos días», aseguró Pablo Moyano dos días después de la huelga general; insisten en una suba salarial del 35%

Pablo Moyano

 

El gremio de Camioneros vuelve a amenazar con medidas de fuerza en caso de no tener respuestas del Gobierno en el corto plazo frente a su reclamo salarial del 35%. Las declaraciones se producen unas 48 horas después de la huelga general que paralizó la ciudad de Buenos Aires y varios puntos del país.

«Vamos a dar unos días a ver si el Gobierno convoca a las partes. Si no, se hará una movilización a Plaza de Mayo o se alargarán las horas de paro. Hay gremios que proponen de 36 a 48 horas», indicó Pablo Moyano, responsable del sindicato de Camioneros en declaraciones a radio La Red.

Desde Camioneros precisaron que hoy comienzan, a las 14, la primera audiencia por la suba salarial en el Ministerio de Trabajo. «Hemos mandado una nota pidiendo un aumento salarial del 35%. Más allá del tope del Gobierno, que para algunos sectores fue de techo, paredes y puerta, nuestra organización gremial tiene en cuenta la inflación del año pasado e intenta firmar ese número».

QUÉ PASÓ

A diferencia del paro nacional del 31 de marzo pasado, esta vez el eje central de la protesta fue el pedido de paritarias libres ante la la intromisión del Gobierno en las negociaciones salariales entre empresarios y sindicalistas para establecer un techo de 27 por ciento a los aumentos. Se mantuvieron, además, la exigencia de modificar o eliminar el impuesto a las ganancias y el reclamo de un incremento del monto de las jubilaciones y el salario mínimo.

Con duros mensajes al Gobierno y advertencias solapadas al que vendrá a partir de diciembre, el sindicalismo opositor convirtió el paro de los gremios del transporte en una contundente huelga general, la quinta que enfrentó Cristina Kirchner desde que llegó al poder.

Desde la madrugada y durante casi todo el día, las calles de las principales ciudades del país estuvieron despobladas como si fuera un feriado y hubo altos índices de ausentismo en fábricas, comercios, empresas y escuelas debido a la adhesión de los sindicatos del transporte público de pasajeros, quienes fueron, en definitiva, el músculo más vigoroso para garantizar el alto acatamiento de la medida de fuerza.

La Nación

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba