Deportes

Sigue Brasil, afuera Chile

brasil-sufrio-un-chile-digno-pero-gano-penales-y-esta-cuartos

Hizo falta llegar a los penales para determinar quién se quedaba en el Mundial. Brasil puso en evidencia todas sus falencias, Chile ratificó todo lo bueno que había hecho hasta aquí. Los de Filipao no pudieron, los de Sampaoli no se animaron a ganarlo.

Planteos ajedrecísticos para el comienzo. Chile procurando cortar el circuito medio poblando el sector de gestación y conteniendo las subidas de Marcelo y los desequilibrios de Neymar. Aún cuando esto significaba resignar ofensiva porque obligaba a Alexis y a Vidal a jugar demasiado retrasados. Pero pese a que Chile no inquietaba, lo concreto es que anulado su sistema a Brasil solo le queaba el camino de la pelota parada. Los de Sampaoli no tienen altura y esa defección podía ser bien aprovechada por los locales.

Y fue por esa vía que llegó el gol en un infortunio de Jara y el trámite del partido entonces cambió de rumbo. Ahora Chile debía salir a buscarlo con el riesgo de dejar espacios para el juego de los hombres de Scolari. Apuraban los trasandinos sin demasiada eficacia porque Brasil se defendía con correción, cuando llegó el error increíble de una defensa que ya había dado muestras de insolvencia para que el del Barcelona anotase un empate casi impensado, que conmovió y desordenó al amarelho.

Cualquiera de los dos se pudo ir al descanso en ventaja. Brasil porque salió desesperado a buscarlo, Chile porque siguió aprovechando las ventajas que su rival le daba en defensa. Y no cambiaron las cosas en el complemento. Chille llevando el partido al terreno que más la convenía. Metiendo presión en la salida y arrimando con insistencia al área de Julio César. Los rojos crecían proporcionalmente al nerviosismo brasilero. Le anularon un gol dudoso a Hulk, pero también lo tuvo Aranguiz. Y entre Chile que no se animó a ganarlo cuando podía, que no tuvo la audacia necesaria y Brasil que se diluyó en intentos fallidos llegó el alargue.

Y en el suplementario Brasil, empujado por su público salió más decidido a buscarlo. Con vergüenza fue poniendo a un Chile que se derrumbaba físicamente contra su arco, pero su fútbol siguió estando ausente. Pinilla le rompió el travesaño a Julio César y dejó la sensación de que finalmente Chile estuvo más cerca de evitar los penales.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba