Espectáculos

La triste historia de vida de "Charango", el fenómeno de Marcelo Tinelli

El cantante, que transitó una infancia en la pobreza, contó que sufrió violencia de género en su familia. Además, reveló en la revista Pronto que no sabe leer ni escribir, y que una vez estuvo preso por equivocación.

f700x390-209678_248696_0“Charango”, es uno de los personajes más adorables de la factoría Marcelo Tinelli. Pero la historia detrás del personaje que hace reír con sus letras de canciones “inventadas” en ShowMatch, es muy triste.

“Charango”, como lo conoce el público, se llama Mauro Javier Gómez Corjeno, tiene 29 años y nació en la localidad santafesina de Firmat.

Candelaria Tinelli fue quién descubrió sus videos en internet y es ferviente seguidora de sus temas. Su hit es el clásico de Valeria Lynch al que “Charango” adaptó con la letra “depaciito, suavemente, ámame en caramalenta”, y no en “cámara lenta” como dice realmente la canción. Pero sus invenciones, lejos de ser un chiste para ganar rating, tienen otra explicación: el santafesino no sabe ni leer ni escribir.

“Charango”, vive en Fredickson, un pueblo de la localidad de Firmat, junto a su mamá y ocho hermanos. “Con la última plata que gané me compré una puerta para mi habitación, cama, colchón, ropero, mesita de luz y una tele”, le contó a la revista Pronto.

Además, el fenómeno de Marcelo Tinelli, confesó que su madre tiene serios problemas con el juego y que estaba separada de su padre, quien falleció hace dos años. “Mi papá le pegaba mucho a mi mamá, cuando perdía Boca se la agarraba con ella”, recordó.
Fanático del fútbol, la pizza y las milanesas, es hincha de San Lorenzo y dice que quiere casarse con la hija de Marcelo Tinelli.

“Charango”, contó que una vez estuvo preso por equivocación. “Toqué sin querer el vidrio de un local que estaban choreando, sonó la alarma y me agarraron. Después me largaron”, explicó.

Hoy, lejos de esos problemas, sueña con cantar su “hit” a dúo con Valeria Lynch. Sin lugar a dudas, todo es posible para “Charango”, que sólo cursó primer grado y hoy sueña con ser el yerno de Marcelo Tinelli. (Especial El Intransigente)

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Muy triste su historia de vida, hay que ayudarlo…pero empezar por escolarizarlo y darle oportunidad de trabajo…ha pasado por cosas muy feas, es jóven y todavía puede subirse al tren de la vida,para transitar con firmeza SUERTE….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba