Policiales

Cazadores abandonaron a un chico en un campo de Lonquimay

images

Según publica el portal Diario Textual el propietario de un predio rural de la localidad de Lonquimay llamó a la policía porque se encontraban cazando liebres en su predio sin autorización.

Al llegar los uniformados la camioneta que andaban los cazadores furtivos se marcha del lugar y arroja clavos “miguelitos” en la huida con destino a la zona rural de Uriburu, pero además dejaron abandonado a un menor de edad que era el encargado de recoger las liebres, el chico caminó unos 20 kilómetros hasta una estación de servicio para pedir ayuda.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba