La Pampa

Alvear: juzgan al “extorsionador” de Facebook

extorsionador-Alvear

En una única audiencia de debate oral y público que se desarrollará este viernes, será juzgado Claudio Emanuel Alfonso, el joven de 18 años de edad, quien en marzo de este año fue denunciado en Intendente Alvear, por varias personas a las que les pidió dinero a cambio de no golpearlas. Se lo juzgará por el delito de “extorción simple” que prevé una pena mínima de 5 años de prisión de efectivo cumplimiento.

El debate comenzará a las 8:30 horas en la Sala Nº 1 del Palacio de Tribunales de General Pico. Convocados por las partes, se espera que declaren más de 10 testigos ante el juez de audiencia Carlos Federico Pellegrino, quien tendrá una labor unipersonal.

Alfonso llegará detenido, condición que mantiene desde que se entregó a la Justicia el 3 de abril pasado, acompañado por su asesor legal, el doctor Norberto Paesani. Un día después fue formalizado y se le dictó la prisión preventiva hasta la finalización del proceso judicial.

Más allá de que está previsto que hoy mismo se produzcan los alegatos de cierre y los respectivos pedidos de la Defensa y la Fiscalía, no se descarta que pueda llegar a requerirse una nueva audiencia para finalizar con el juicio.

Según pudo conocer El Diario, la Fiscalía cuenta con material probatorio importante, surgido de la apertura de una de las computadoras secuestradas. Estos elementos comprometerían la situación del imputado.

El hecho

Durante la audiencia de formalización realizada tres meses atrás, el fiscal relató que el 28 marzo de 2014, Alfonso utilizó un perfil ficticio de Facebook denominado como “David Figueroa”, para concretar “amenazas de muerte” contra Maximiliano Maior y luego terminar extorsionándolo con un pedido de 90 pesos, que la víctima debía dejar dentro de una botella en una dirección determinada de Alvear.

Los uniformados persiguieron a los sospechosos, que se refugiaron en la casa de la suegra del menor, a quien la policía pudo detener en el mismo lugar. Este chico fue formalizado días después, pero conforme progresó la investigación, se pudo determinar que fue el acusado el que le pidió que lo lleve “a comprar algo”, sin darle a conocer cuál era el motivo real de su solicitud.

Alfonso pudo escapare del procedimiento policial, pero ya identificado y con orden de captura se entregó cinco días después en los Tribunales piquenses.

El Diario

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba