Deportes

En la Confederación de Básquet no quedó ni el trofeo del Mundial de 1950

El interventor Federico Susbielles informó que la institución tiene una deuda de 33,4 millones de pesos y reveló que desaparecieron la copa ganada en ese torneo y la réplica de la medalla de oro obtenida en Atenas 2004.
Susbielles definió la gestión de Vaccaro como “oscura y personalista” y sostuvo que “gerenciaba la CABB en forma de unicato”.
Susbielles-Vaccaro-personalista-gerenciaba-CABB_CLAIMA20141125_0165_27El interventor de la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB), Federico Susbielles, informó que la institución acumula una deuda total de 33,4 millones de pesos, de los cuales cinco millones corresponden a pagos a jugadores, y reveló que en auditoría que se realizó se detectaron hechos delictivos de defraudación.

El anuncio fue realizado por Susbielles durante una conferencia de prensa brindada en la sede de la CABB, durante la cual se presentaron los resultados de la auditoría externa llevada a cabo por la empresa KPMG, que abarcó el período 2008/2014, cuando el ente rector del básquetbol nacional estuvo presidido por Germán Vaccaro.
“Fue una gestión oscura y personalista. El expresidente (Germán Vaccaro) gerenciaba la CABB en forma de unicato, sin consultas. No se hacian asientos contables diarios, hay ingresos no registrados de 2012 a 2014 de 22 millones de pesos”, detalló Susbielles.
El interventor explicó que se detectaron “cuatro hechos investigados por delito de defraudación”, correspondientes a la distribución de entradas del Mundial, la aplicación de fondos, la desaparición de cheques y la deuda con la Asociación del Básquetbol Sudamericano (ABASU), que es de 100.000 dólares.
Susbielles señaló que las irregularidades no solo alcanzaron el ámbito material sino también el simbólico: “Desapareció la Copa del Mundo de 1950 y la réplica de la medalla de Atenas 2004”.
Al momento de señalar responsables de estos hechos, el interventor no se quedó solamente con la figura del expresidente: “Una sola persona no puede llevar a cabo esta situación. Vaccaro fue la cabeza, pero no el único. Hay gente que solo recibía ordenes. Pero hay otros dirigentes con responsabilidad”.
Clarín

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba