Deportes

El realiquense José Mauri sigue sin cobrar en Parma

463723_heroa

José Mauri, de Realicó, La Pampa, es el único argentino que juega en el Parma, club italiano que, por problemas financieros, está a punto de quebrar.

‘El sábado anterior decidimos no jugar el partido frente al Udinese porque el presidente había prometido esa semana saldar parte de la deuda y no cumplió‘.

-¿Cómo está la situación del club?

– Está todo muy complicado. Los jugadores no tenemos certezas y estamos esperando para ver qué pasa. Esta situación, que arrancó a principios de 2000 cuando se fue el principal auspiciante, Parmalat (su presidente, Calisto Tanzi dejó al club lleno de deudas) tras una momentánea recuperación continuó con una mala gestión de Tommaso Ghirardi, que estuvo a cargo del club siete años seguidos, de 2007 a 2014. Ahora explotó la bomba, y así estamos…

-¿A qué te referís con ‘mala gestión‘?

-El Parma tiene una deuda que está entre 90 y 110 millones de euros, un déficit al que en un club como éste no es fácil llegar.

-¿Cómo repercutió esto en el plantel?

-El día a día es cada vez más pesado porque hace siete meses que no cobramos nada. Hasta enero teníamos esperanzas, pero no hubo avances. Los resultados no se nos fueron dando (NdeR: el equipo está último en la Serie A) y encima nos descontaron puntos por esto del tema económico (NdeR: el ‘fair play financiero‘ que afecta a toda la UEFA sanciona a los clubes que gastan más de los ingresos que tienen declarados). De todos modos, nos seguimos entrenando al máximo aunque estemos en un límite y muchos nos den por muertos. Intentaremos salir adelante, a pesar de que parece que no hay manera… Hay chances de que pase como con el Siena, que arrancó de cero desde la D.

-¿Les brindaron apoyo desde la Federación?

-Sí, de la Asociación de Futbolistas vienen todos los días a hablar y nos dan algún tipo de guía… Ahí empezamos a plantearle al club la posibilidad de suspender partidos… De hecho, cada uno de nosotros va a mandar una advertencia, que consiste en avisarle al club que tiene 20 días para pagar porque, si no, nos consideraremos libres. Además, los Tribunales de la Serie A le dieron al club hasta el 19 de marzo para presentar todos los libros. Si no, el club será declarado en quiebra total.

-El sábado pasado decidieron que no iban a jugar ante el Udinese…

-Sí. Se venía hablando durante la semana. El lunes anterior había venido el presidente, Giampietro Manenti, a hablar con nosotros y nos había prometido saldar parte de la deuda. Pero como no cumplió, se rompió todo. Por eso nos pusimos de acuerdo y suspendimos el encuentro.

-En caso de que desaparezca el club, ustedes van a estar en libertad de acción hasta junio…

-Claro, salvo que la Federación se haga cargo de parte de la deuda y nos haga seguir jugando hasta mitad de año. La mayoría quiere eso, porque a pesar de la plata lo que verdaderamente queremos es jugar al fútbol.

-¿Paletta se fue al Milan por esta situación?

-Sí, yo soy muy amigo de Gabi. El se fue porque había llegado al límite. De hecho, tuvo que renunciar a lo que le debían para que le dieran el traspaso. Fue una venta importante para el club porque era uno de los mejores jugadores del plantel, pero no creo que le haya quedado una diferencia económica a él.

-Cambiando de tema, ¿cómo fue que diste el salto a Europa?

-Jugaba en La Pampa y a los 10 años me vio Quique Piaget, el exarquero de Argentinos. El me llevó al Bicho. Su hijo Jonathan tenía conocidos en el Parma y a los 14 me trajo. Hice las Inferiores en el club hasta los 17, y luego pude llegar a Primera.

-Para el que no te conoce: ¿cómo jugás?

-En todas las Inferiores fui 5. Pero ahora Donadoni, técnico del equipo, me vio poco experimentado para tomar el mando del medio y, para sacarme un poco de responsabilidad, me puso de 8 y de 10.

-Te nacionalizaste italiano y ya jugaste con la Sub 17 de la Azzurra…

-Sí, llegué a jugar ocho partidos. Y resultó una buena experiencia. Se da mucho que nacionalicen jugadores acá en Italia.

-¿Tu referente?

-Mascherano, a pesar de que soy hincha de Boca. Ojo, lo empecé a mirar en el Corinthians, ja.

-Si quedás libre, ¿podés volver a la Argentina? En tu país nunca jugaste en Primera…

-Me llamó un jugador argentino, del que me voy a guardar el nombre, para ir para allá. Pero recién tengo 18 años, y si vuelvo será más adelante.

La Reforma

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba