Nacionales

El finde largo más gasolero en 5 años

las leñas
 

Unos 430 mil argentinos viajaron el fin de semana largo hacia destinos turísticos del país y mostraron una fuerte cautela a la hora de gastar, lo que mostró una caída del consumo a niveles de 2009.

Entre el viernes 20 y el domingo 22 de junio, 429 mil turistas viajaron por el país y gastaron 413,8 millones en las ciudades turísticas, según estimaciones de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

“Hay que remontarse cinco años atrás para encontrar un movimiento tan bajo”, dijo el estudio y señaló que el menor traslado de viajeros hacia localidades del interior motivó que los centros comerciales de las grandes ciudades tuvieran mayor actividad que en otros feriados largos.

En un fin de semana muy atípico, donde el país se movió en función al Mundial y específicamente al partido Argentina-Irán del sábado, el caudal turístico del 20 de junio fue “muy bajo”, y las ventas comerciales se comportaron casi como si fuera un fin de semana habitual.

De acuerdo al estudio, la poca cantidad de viajeros estuvo influenciada por el “menor poder adquisitivo de las familias y la proximidad de las vacaciones de invierno” y por el aumento de precios en pasajes y hospedajes, pero el principal motivo se debió a que entre 80 y 100 mil personas viajaron a Brasil por el Mundial.

El gasto generado por el turismo este fin de semana largo fue sólo de $413,8 millones, mientras que el gasto diario promedio por turista fue de $370 y la estadía fue de 2,6 días.

De este modo, el informe exhibió que el gasto fue al menos un 35% menor a las cifras que se hubieran obtenido de no ser por la incidencia del fútbol y del menor consumo de la gente.

Las ventas minoristas vinculadas al turismo fueron “muy modestas”, pues, con relación a cantidades, fueron un 20% menores a las de cualquier otro fin de semana de tres días de 2013, por lo que se acercó a la actividad de un fin de semana normal.

Durante este fin de semana, según CAME, prevaleció el tipo de turista que optó por visitar familiares y hacer un viaje de corta distancia, mientras que hubo menor cantidad de “turismo genuino”.

En ese sentido, lugares que están por comenzar su temporada más alta del año, como Bariloche o Mendoza, recibieron menos viajeros de los esperado.

En Santiago del Estero el fin de semana se estima que la ocupación alcanzó el 80% en hoteles, en Ushuaia el flujo turístico fue “bajo” y la ocupación superó el 50% y en Córdoba a penas superó el 55%.

En lo que va del año hubo 5 fines de semana largos en los que fueron unos 5,9 millones de turistas los que viajaron con pernocte y los ingresos fueron de $6.727 millones en las ciudades que conforman el circuito turístico nacional.

mzaol

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba