Agropecuarios

Derramaron miles de litros de leche por un conflicto sectorial

0013043765

La nunca deseada imagen de la leche derramada volvió a repetirse en las últimas horas. Productores lácteos de localidades del sur santafesino denunciaron ayer que tuvieron que tirar más de 7.000 litros a raíz de los bloqueos a plantas de la región que protagonizan un sector de productores nucleados en la Asociación de Productores de Leche (APLA), los transportistas de Atlara, e integrantes del sindicato Atilra.

Los bloqueos impiden el ingreso y egreso de camiones con la materia prima a plantas de Saputo, en Sunchales y en las instalaciones de Williner de la localidad de Bella Italia. El descarte se debe a que el producto, al no poder salir a la venta por los acampes, atiborra los establecimientos y se pudre.

La Mesa de Productores de Leche de Santa Fe (Meprolsafe) calculó que el derrame podría alcanzar los más de tres millones de litros de leche en las próximas horas, de extenderse el conflicto.

La medida de fuerza impulsada por APLA y Atilra arrancó este domingo luego de que las industrias rebajaron el precio que pagan a los tamberos por el litro de leche cruda. El objetivo es dar marcha atrás a esa decisión, en un sector que ya atravesaba una merma en el valor internacional del producto y el encarecimiento de los costos internos.

El Centro de la Industria Lechera (CIL), la entidad que nuclea a las grandes empresas lácteas, repudió los piquetes e instó a una urgente intervención de las autoridades. Tras remarcar que se intentó una negociación con “quienes conducen y mantienen los bloqueos de las plantas”, el CIL enfatizó que “sus demandas tornan imposible la solución del conflicto”.

“Se hace imposible reconocer precios de materia prima que escapen a la realidad actual, sin que ellos afecten la viabilidad de toda la actividad”, señaló la entidad, que advirtió que accionará por vía judicial y convocó a “la inmediata intervención de las autoridades para poner fin a este ilegal conflicto”.

Bloqueos en la protesta de Saputo, en Sunchales, provincia de Santa Fe.

En la misma sintonía se pronunciaron desde la Meprolsafe, la Federación Agraria Argentina, y la Sociedad Rural de Rafael y Sunchales. A través de un comunicado, las asociaciones empresarias repudiaron “la acción de bloqueo a la salida de productos elaborados y el consiguiente accionar de la empresa afectada que, unilateralmente, suspendió el retiro de leche de sus entregadores y la negativa de otras empresas procesadoras a recibir leche ya retirada de los establecimientos remitentes”.

De la vereda de enfrente, uno de los referentes de la protesta, Daniel Oggero calificó de “locura” la decisión de rebajar los precios que pagan las industrias por la materia prima. Según relató al diario La Capital, a principio de año el litro de leche retirado en tranquera estaba a 3,15 pesos. Tras una reducción a 3,10 pesos, las industrias pretenden llevar el valor de 30 centavos a julio. “Para nosotros esta propuesta es inviable”, afirmó el dirigente de APLA.

“Llegó la hora que el productor tome conciencia y se cambie la historia de la lechería en el país. No puede ser que sólo se quieran salvar los empresarios y al resto que Dios los ayude. Los 9.000 productores que quedamos tenemos que plantar bandera y luchar”, exhortó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba