La Pampa

Condenaron a panadero de Santa Rosa por usar bromato

jamad-juicio-bromato-96La Cámara del Crimen 1 leyó la sentencia por el Caso Bromato. Le dieron un año de prisión por envenenamiento culposo agravado, que se hará efectiva una vez que la condena quede firme.

El fiscal Jorge Marcelo Amado había pedido, el martes pasado, un año de prisión efectiva para el empresario Jamad, a quien acusó por el caso de intoxicación masiva con productos elaborados en sus panaderías en enero de 2011. Por otro lado, el fiscal no acusó al exfuncionario Ángel Parodi, quien había llegado al juicio con la acusación de incumplimiento de los deberes de funcionario público y, de esta manera, resultará absuelto. El defensor de Jamad, el abogado Marcos Paz, solicitó la absolución.

El tribunal está integrado por Alejandra Ongaro, Elvira Rosetti y Miguel Ángel Gavazza. Antes de llegar al debate, el maestro de pala que trabajaba en las panaderías, Omar Olmos, obtuvo el beneficio de una suspensión del juicio a prueba, la probation, evitando el juicio a cambio de resarcir el daño con tareas comunitarias.

El fiscal Amado pidió un año de prisión efectiva para Jamad porque consideró probado que se usó bromato en los productos que intoxicaron a 81 personas, 57 con síntomas más serios, en enero de 2011. “Se le imputa negligencia y el deber de cuidado que debió tener en la compra y utilización de la materia prima”, aclaró. “Él es el responsable del control de la calidad de los productos que produce”, insistió.

“Lo concreto es que se usó bromato, no importa cómo entró o cómo se lo trajeron”, dijo, para evitar referirse a la versión de la defensa y los empleados de Jamad en el debate, según la cual la sustancia contaminante llegó a los productos en un tarro de sal mezclada con ella, que les suministró un proveedor de jalea.

Por otra parte, Amado no acusó a Parodi, que había llegado acusado al juicio por haber tardado tres días en disponer la clausura de las panaderías. “Para un organismo público que se maneja burocráticamente, que haya actuado en el lapso de tres días no solo no fue un retardo de un acto, me parece que fue demasiado rápido”, evaluó.

El defensor Marcos Paz pidió la absolución de Jamad. “No existe el incumplimiento del deber de cuidado”, sostuvo. El abogado aseguró que Jamad tenía un empleado que supervisaba las compras de materiales y otro dedicado a supervisar la calidad de los productos que se ofrecían en las panaderías, y que se entrevistaba a diario con ambos. “Cuando se trabaja en equipo, hay un principio de confianza”, alegó.

El Diario

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba