Pampa Gol

Bottas ganó en Sochi para seguir creyendo

El Gran Premio de Rusia de Fórmula 1 no resultó como esperaba el campeón y líder absoluto, Lewis Hamilton. Casi, se diría, que se dio a pedir de boca de su compañero Valtteri Bottas que ganó la décima competencia del año.

Y decir ‘pedir’, es en el sentido más literal. En una nota de Sky Sports en la semana el finlandés había dicho que estuvo en una iglesia, después de la carrera de Mugello, como creyente, rezando para que mejore su suerte en las carreras.

Créase o no, tras atravesar ayer un nuevo revés en clasificación, las cosas se ordenaron tras la largada para el finlandés que, partiendo desde el tercer puesto, saltó a segundo y llegó a colocar su auto delante del inglés -por un instante- en la Curva 1. Un Auto de Seguridad inmediato por el golpe de Lance Stroll -toque con Charles Leclerc-, dejó la carrera ordenada con Hamilton, Bottas, Verstappen, Ocon, Ricciardo, Pérez y Leclerc.

Además de Stroll, afuera se quedaba Carlos Sainz Jr., pasado de agresividad en la primera curva, pagó con despiste y le arrancó la rueda DI a su McLaren con un muro.

La sorpresa del día llegó en la vuelta 7, con la comunicación desde el comisariado advirtiendo una doble penalidad de 5″ segundos para Hamilton por practicar dos veces la largada en lugar no permitido.

Al líder del campeonato no le quedaba más alternativa que confiar en ser lo más rápido posible en la punta, estirando el uso de sus gomas rojas -las más blandas que debió poner en Q2 cuando le retiraron el tiempo con las amarillas- para intentar neutralizar la diferencia de la penalización respecto de Bottas.

Su desagrado se hizo expreso en la radio cuando el equipo lo llamó a cambiar sus cubiertas en la vuelta 19. Una decisión que el piloto pidió que se revise, pero que la escuadra no cambió. El #44 paró y salió refunfuñando para que todo el mundo se entere que no le gustaba la estrategia. Volvió a la pista 11° con gomas blancas -las más duras- y en pocas vueltas recuperó muchas posiciones.

Las paradas de los punteros vinieron a la mitad de la carrera de 53 vueltas. Primero entró Verstappen y luego Bottas. Los Renault, en sus paradas, tuvieron un desacuerdo que le costó a Ricciardo una penalidad de 5″. Cuando el australiano salió de los pits se cruzó con el joven francés, se pasó en la Curva 1 y volvió por un lugar prohibido.

A veinte giros del final, Bottas, Verstappen, Hamilton, Pérez, Ricciardo, Leclerc, Ocon, Kvyat, Gasly, Norris, Raikkönen, Grosjean, Giovinazzi, Albon, Vettel, Latifi y Russell, era el orden de la carrera.

Las radios fueron lo único entretenido que tuvo la carrera. Acercándose al giro 40, Red Bull le avisaba a Verstappen que Bottas perdía algo de tiempo en la recta, pero el holandés rechazó el consejo y le pidió al box que le dejara hacer su propia carrera.

Con pocos cambios, un ataque final en los relojes de Verstappen que Bottas controló respondiendo con el récord de vuelta, el finlandés cerró su nueva victoria para mantener el invicto de las ‘flechas negras’ en Sochi por séptima temporada consecutiva. Detrás, el podio se completó con Verstappen y Hamilton; mientras, más atrás se escalonaron con buenas carreras Pérez, Ricciardo, Leclerc, Ocon, Kvyat, Gasly y Albon, para las diez posiciones puntuables.

En el lote final, se escalonaron Giovinazzi, Magnussen, Vettel, Räikkönen, Norris, Latifi, Grosjean y Russell.

Una victoria que recompone la marcha errática que Valtteri Bottas arrastraba, en medio del dominio arrasador de su team mate, y que comentó así: “Hamilton tuvo la penalización y luego el ritmo de carrera fue realmente asombroso, no me preocupó el ritmo de Max… nunca me rindo, no hay que rendirse, ahora voy a Nurburgring con mucha confianza, tengo que tratar de mantener este momento; la diferencia con Lewis es grande pero sigo creyendo”.

Para Verstappen, también el resultado y la bandera de cuadros tuvieron gran significancia: “Otra vezm logramos dividir a los Mercedes, trataba de hacer mi propia carrera y estaba feliz con el segundo lugar, luego de no haber finalizado dos carreras seguidas”.

Enojado y sin ganas de dar muchas declaraciones, Hamilton solo dijo: “no fue el mejor día, no importa mucho ya que paso… agradezco a la gente que estuvo presente en el circuito, es muy lindo verlos otra vez”.

La F1 vuelve en dos semanas con el Gran Premio de Eiffel que se correrá en el circuito Grand Prix de Nürburgring, con el campeonato ordenado con Hamilton 205, Bottas 161 y Verstappen 128.

CADENA 3

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar