Deportes

Bernasconi campeón de la Liga Cultural

Los campeones escriben historias hermosas. Casi siempre. A veces cargadas de dramas, en otras con la soberbia de saberse mejores, y en ocasiones como este miércoles, con épica.

Unión Deportiva Bernasconi entró en la historia del fútbol de la Liga Cultural al conquistar el torneo Oficial después de vencer a un grande, tal vez el más, en su propia casa en una serie de penales dramática y con un héroe como Castaño que a pesar de haber recibido cuatro goles en el tiempo regular, ahogó varias opciones de gol y contuvo el remate de Canhué, el único de los diez que se ejecutaron en la serie y el que en definitiva le dio el título al equipo de Ramón Ramírez.

All Boys tenía que ganar por tres goles después del 0-3 en la ida para forzar los penales y por cuatro para celebrar. Una misión casi imposible. El casi es porque All Boys es All Boys, porque jugaba en su casa, y porque volvían dos jugadores clave como Brian Roston y Jero Gutiérrez.

Pero a pesar de que la Joya Auriazul anotó el primero, se fue por dobla amarilla antes de tiempo a los vestuarios y todo se hizo cuesta arriba para el conjunto santarroseño que, de todas maneras, se llevó por delante a la UDB para ganar de guapo en el tiempo regular 4-1 y forzar la muerte súbita.

Todo de All Boys

All Boys necesitaba golpear primero y rápido para entrar en partido y tirarle la presión a Bernasconi. Y así lo hizo cuando a los 12 Jero Gutiérrez aprovechó para resolver tras una serie de rebotes.

Dominaba el local y se hacía fuerte. Bernasconi se había desmembrado en el medio, no podía ante la velocidad de tres cuartos de cancha en adelante con Canhué y las proyecciones constantes de Montero por la banda derecha.

Poco a poco Maxi Castaño se transformaría en el hombre de la noche. Es que primero tapó un disparo de Álvarez y después a Gutiérrez, en otra gran acción.

El Auriazul no estaba adelante por otro gol solo por la acción de 1 visitante. Sin embargo tras pasar el sofocón, Bernasconi adelantó las líneas y se animó. Tuvo una chance clara en los pies de Luna, pero ganó Roston.

All Boys iba e iba, igual, con orden. Montero disparaba y por tercera vez en la noche, Castaño ganaba a los 38 conteniendo su disparo. Su trabajo no tenía descanso porque, cinco minutos después, evitaría el tanto de Gutiérrez con el que se cerraría el parcial.

En el complemento All Boys volvió a jugar por las bandas y era tan intenso el juego, que de a poco Bernasconi sentiría el esfuerzo físico.

Tras ese primer cuarto asfixiante, en el que una vez más Castaño ganó su duelo ante Montero, llegó una jugada que cambiaría todo a los 13 minutos. Gutiérrez, que estaba amonestado, se tiró en el área y chocó con el arquero visitante. El árbitro Marcos Gómez entendió que fue con infracción peligrosa y le mostró la roja. Lo posible se esfumaba porque All Boys perdía a su hombre más valioso.

La Verde respiraba aire fresco de esperanza. Hasta que a los 18 Nicolás Lezcano ganó dos rebotes y de zurda venció a Roston para igualar el juego. Ahora se golpeaba el pecho porque el local estaba tres goles abajo.

La grandeza

«All Boys es All Boys» diría Emiliano Díaz tras el título, en una noche que recordará por siempre. Y la referencia tiene que ver porque jamás se dio por vencido.

Con lo que tenía fue al ataque y consiguió lo imposible. A los 35 minutos, Guinchinao de cabeza puso el 2-1, a los 36 el Negro Palma metió un bombazo de 30 metros para llevar el partido 3-1 y cuando quedaba nada, en el juego, Jere Lucero pudo haber sentenciado la historia ante su ex club. El delantero esperó demasiado, con todo All Boys jugado en ataque, y Roston le dio una vida más. Esa vida fue la que utilizó el chico Mirko Parassole para establecer el 4-1 final de una inolvidable y dramática serie.

Con los jugadores exhaustos, con el mínimo de energía, la final por la copa fue a los penales. Y ahí solo falló Canhué. O mejor dicho ganó Maxi Castaño, el hombre de la noche, el pilar sobre el que Unión Deportiva Bernasconi se apoyó en este día histórico para gritar oficialmente campeón.

ALL BOYS 4 (4) – BERNASCONI 1 (5)

All Boys: Roston; Portillo, Vassallo, Ihtisagué, Montero, Gastón Palma, Álvarez, Giuliano Guinchinao, Canuhé; Arzer y Gutiérrez. DT: Cristian Santa María

UDB: Castaño; Ramírez, Emiliano Díaz, Guiñazú y Federico Alzamendi; Sandoval, Nazir Leones, Fensel, Jeremías Lucero, Nahuel Luna y Marcelo Iturriaga. DT: Ramón Ramírez.

Goles. PT: 9m Jerónimo Gutiérrez (AB). ST: 18m Nicolás Lezcano (UDB); 35m Guinchinao (AB); 36m Palma (AB); 53m Parassole (AB).

Incidencia: ST 13m Gutiérrez expulsado.

Definición por penales: por All Boys anotaron Gastón Palma, Brian Álvarez, Vassallo y Montero; Maxi Castaño le contuvo el disparo a Canhué. Por UDB señalaron Ramírez, Alzamendi, Guiñazú, Sandoval y Jeremías Lucero.

Árbitro: Marcos Gómez.

Estadio: Dr. Ramón Turnes.

EL DIARIO

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba