La Pampa

Atuel: "Un fracaso rotundo del PJ"

xtapasnz
 

El senador radical mendocino Enesto Sanz dijo, en La Pampa, que la responsabilidad del conflicto por el río es de los gobiernos justicialistas: “se va a destrabar cuando gobiernen radicales”.

El senador mendocino Ernesto Sanz dijo en La Pampa que el conflicto del río Atuel “se va a destrabar cuando gobiernen radicales”. Responsabilizó al justicialismo por el “rotundo fracaso” de las negociaciones y dijo que en el actual escenario la Corte Suprema de Justicia es el ámbito “ideal” para resolver el tema.

Sanz estuvo en Santa Rosa, en el marco del cogreso de la Federación Universitaria Argentina. Dio una conferencia en la sede de la UCR, junto al diputado nacional Mario Negri y dirigentes locales. Lo acompañaron, entre otros, el senador Juan Carlos Marino y el diputado nacional Daniel Kroneberger, que es presidente del partido. Entre el público estuvo el diputado nacional Francisco Torroba. También se lo vio al socialista Adrián Peppino.

El legislador protagonizó un entredicho con un periodista de Radio Nacional, que planteó el tema del Atuel con ácidas intervenciones. Pero se caía de maduro que la problemática iba a estar en el centro de su agenda en la provincia. A tal punto que antes del encuentro con el periodismo, Sanz estuvo con representantes de las entidades que pelean por los derechos pampeanos sobre el Atuel.

Sanz fue intendente de San Rafael (Mendoza). Ahora asevera que no tiene nada que ver con la decisión mendocina de cortar el paso del río hacia nuestra provincia. Como presidenciable, insistió en que es un período de “consolidación” del Frente Amplio UNEN, y que no es todavía el tiempo de exacerbar la competencia interna ni los perfiles personas.

“Una solución política”

Sanz dijo que cuando era intendente, “era una de las personas con menos poder en Mendoza a la hora de tratar estos temas; el área de Irrigación es la que tiene el verdadero poder, los intendentes son un último eslabón. Y mi intendencia es de hacer 12 o 13 años”, se defendió.

El senador insistió en que está “de acuerdo con una solución política, en la que tienen que intervenir los gobiernos. Hasta ahora esa negociación política ha fracasado rotundamente”. Insistió en que la situación del corte “debe resolverse en el ámbito de un acuerdo. Ese es mi espíritu: que el conflicto se resuelva. Hasta ahora la política no pudo”.

Sanz dijo que en todo este tiempo no tuvo “ninguna intervención” y señaló que “hay una demanda, la Corte está interviniendo y es un ámbito más que ideal y oportuno; hay antecedentes”.

El presidente de la UCR explicó que en el encuentro que mantuvo con representantes de la Fundación Chadileuvú, la Asociación Alihuén y la Asamblea de los Ríos habló del tema, pero “no avanzamos en lo técnico”. Destacó en ese sentido las “propuestas que tiene” el diputado Martín Berhongaray. Dijo que de su parte está “dispuesto a hacer la mediación que haya que hacer” ante el “fracaso rotundo” de las negociaciones políticas, de lo cual culpó al justicialismo.

Ante la insistencia del periodismo en hablar sobre el tema, Sanz reiteró: “no me ando escondiendo, doy la cara”. En ese momento, y mientras Sanz tomaba un vaso de agua, terció el senador Juan Carlos Marino. Luego de aclarar que “Sanz no necesita defensores porque es un hombre valiente”, planteó que la idea era que hablara de varios temas y que, sobre todo, “no estemos enfrentando y dividiendo, sino dialogando”. Sugirió a la prensa que tenía que preguntar sobre otros temas, con una ironía: “¿nos tienen que proscribir a los radicales porque nuestros dos candidatos son mendocinos?”.

Después, la conferencia siguió sobre el mismo tema: “Yo quiero favorecer la posibilidad de un acuerdo”, repitió Sanz. Remarcó que no pensaba hacerse cargo de los fracasos porque “no me invitaron nunca” a dialogar sobre la cuestión. “Esa instancia fracasó y no me voy a hacer cargo. Nunca me convocó el gobernador, ni fui convocado en la instancia de negociación que encabezó (el ex jefe de Gabinete Juan) Abal Medina. Acá no aparecen solo cuestiones geográficas, sino también políticas, de peronistas y radicales”.

El senador aprovechó entonces para una definición severa: “que le permitan gobernar al radicalismo, en las provincias y en la Nación, para destrabar el conflicto. Con la mayoría justicialista (en la Cámara mendocina) el convenio no pasó. Que se hagan cargo”.

Aseguró que en su diálogo con los dirigentes de la Chadileuvú escuchó “cuestiones muy sensatas y razonables, que suscribo”. Y reiteró su predisposición a “apoyar herramientas técnicas razonables que resuelvan el conflicto”.

Cuando un periodista de Radio Nacional le preguntó si aceptaba que Mendoza se había robado el Atuel, Sanz respondió y cerró el tema: “He venido con la mayor buena fe y prefiero no responder esa pregunta. Respeto lo que puedan pensar los pampeanos, y pido que me respeten”.

El Diario

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba